Menú

Reflexión obligada de Navidad

Reflexión obligada de Navidad

maxresdefault

No perdamos de vista lo esencial: lo importante e irrenunciable que celebramos estos días de Navidad es el misterio de la venida de Dios a nuestro tiempo y a nuestra historia. Dios asume nuestra condición humana para liberarnos, de algún modo, de nuestra propia condición humana… Él se hace humano, pequeño como un bebe cualquiera, para que el hombre, el ser humano, adquiera conciencia de su propia dignidad: el ser humano se eleva a la categoría de Dios, es, desde este momento, hijo de Dios…

Lo débil, lo limitado, lo pequeño, lo desechable…, adquiere otra dimensión: es liberado de sí mismo, de sus tinieblas, de sus oscuridades y de su propio destino de destrucción y de muerte… Su nuevo horizonte es la luz guiadora, la esperanza, el amor y la vida, en proceso permanente de plenitud…

El otro, el hombre, ya no es el enemigo, sino el hermano, el compañero de viaje y de destino, el que comparte y anima conmigo y contigo el mismo proyecto de esperanza y de transformación de este mundo, que Dios mismo ha dejado a medio hacer, para que tú y yo lo construyamos juntos hasta la plenitud definitiva…

La Navidad no es la celebración pomposa, ni el simple recuerdo de un acontecimiento que ocurrió, casi en el anonimato, hace miles de años, sino la actualización visible y abierta de lo que debe ocurrir cada día en el corazón del creyente: Dios se hace pequeño cada día en el que está a tu lado y te tiende la mano… Nace en ti cada día que acoges al indigente, al pequeña, al desahuciado, al que vive en el anonimato y mendiga una sonrisa, una palabra amiga, una palmada de aliento, con la mano tendida… La Navidad de cada año es un revulsivo, una fuerza transformadora, que nos habla, desde la ternura y la contemplación del recién nacido en Belén, de que otro mundo más humano y más justo es posible; de que lo tuyo y lo mío y lo de aquellos, son bienes que Dios nos ha dado para que todos vivamos con la dignidad de los hijos de Dios…

La música y la fiesta, los villancicos, los árboles de mil colores y diseños, las luces, los adornos, reuniones y festejos; las huidas vacacionales y todo el conglomerado festivalero montado en torno a la Navidad, que pueden ser manifestaciones culturales dignas de mantenerse, en nuestro hoy, nunca deben oscurecer el misterio ni la llamada del Dios hecho niño en Belén, que nos llama a contemplarlo en nuestro más íntimo yo, a reconocerlo en aquellos a los que ha venido a anunciar su Buena Nueva, los pobres de cualquier signo y condición; a proclamarlo, día a día, en el testimonio de nuestras vidas abiertas, en actitud permanente de servicio…

Son unos días privilegiados para la contemplación interior, para la oración en familia, para la acción de gracias en grupo, para la participación comunitaria en las celebraciones litúrgicas comunitarias, en grupos especiales, o mejor, en las parroquias… Y también para las felicitaciones de Navidad con sentido… Ofrezco, a continuación, algunas felicitaciones y oraciones que pueden inspirar y guiar a los que quieren impregnar sus felicitaciones de Navidad de sentido de fe, de adoración, de acción de gracias y de solidaridad humana…

Felicitación Navideña de un cristiano solidario

Espero la Navidad

La
espero
cada año,
porque me hace
sentir más joven
y con ella, espero un montón de cosas.
Espero oír esa música
que he olvidado.
Espero para mí y para los demás
unos ojos abiertos
a las necesidades ajenas
y que nos dejemos de juegos
y seamos sinceros unos con otros.
Espero que desaparezca, por completo,
la corrupción, el pillaje, la codicia;
que todos, sí, todos puedan sentarse a la mesa
que satisfaga nuestras necesidades.
Espero que la justicia y el derecho sea norma en mi país.
Y que yo y tú y Vd., querido hermano, contribuya a ello.
Espero que la mansedumbre, venza a la violencia,
y la amabilidad, a la descortesía.
Espero enjugar vuestras lágrimas y compartir una risa
Espero rosas en invierno y amaneceres hermosos;
levar anclas tras la felicidad,
y que tú o Vd., amigo, vecino, niño, adulto o anciano,
seamos conscientes de lo que nos espera,
y seamos capaces de resolver problemas, propios y extraños,
que azotan a nuestro país,
Espero que la Virgen deje a su hijo en nuestras manos,
para decirle cuanto le queremos.
Espero que todos tangamos una feliz Navidad.
Y, sobre todo, espero,
que todos tengamos una gran solidaridad,
para todo aquel que lo necesite.

Feliz Navidad 2014

Oración para el tiempo de Navidad

Hazte sentir en nuestro corazón esta noche, Señor.
Sabemos que estás entre nosotros…
Sabemos que tu presencia
Es más real que el latir de nuestro corazón.
Haz que entremos en comunicación con esa presencia tuya…
Que tu Espíritu actúe en nosotros
Para que podamos decir: Gracias, Señor.
Para que nos lancemos al futuro, tan cercano,
Desde esa presencia tuya que nos ayude a vivir
Como Jesús vivió,
Como Jesús que sigue vivo,
Aunque nuestros ojos cansados,
A veces, no sean capaces de reconocerlo.
Porque nos puede más lo negativo,
Porque nuestros ojos, obnubilados por lo banal de la vida,
No aciertan a sentirte
En lo hondo de lo hondo de nuestro ser…
Porque olvidamos con facilidad
Todo lo bueno que Tú nos has dado…
Hoy queremos recordar y agradecerte
Tu paso por nuestra vida.
Y lo vamos a hacer comunicando a nuestro alrededor,
A todas las personas que pasan a nuestro lado,
Aquellas notas de alegría, de cercanía y de servicio
Que, desde nuestra familia,
Desde nuestra Comunidad,
Desde nuestro colegio,
Desde nuestra parroquia,
Desde nuestro entorno
Desde nuestro grupo de amigos…
Nos han hecho llegar hasta Ti…
Gracias, Señor, por tu presencia entre nosotros.
Por los acontecimientos de cada día.
Por las personas buenas que has puesto a nuestro lado,
Por los pobres y por todos los que sufren,
Por los que nos tienden la mano
Y por los que nos ofrecen su apoyo…
Que nos recuerdan que Tú estás a nuestro lado
Que hoy y mañana y el día de más allá…
Has nacido y sigues naciendo en Belén,
En el portal de nuestra tierra prometida,
Que camina hacia la plenitud…

Recomiendo utilizar también: “Oración joven ante el portal” (Blog de Félix Villafranca, 23-Dic.-2011)

Felicitación de Navidad del Papa Francisco

“Navidad suele ser una fiesta ruidosa: nos vendría bien un poco de silencio para oír la voz del amor.
Navidad eres tú, cuando decides nacer de nuevo y dejas entrar a Dios en tu alma.
El pino (árbol) de Navidad eres tú cuando resistes vigoroso a los vientos y dificultades de la vida.
Los adornos de Navidad eres tú, cuando tus virtudes son colores que adornan tu vida.
La campana de Navidad eres tú, cuando llamas, congregas y buscas unir.
Eres también tú luz de Navidad, cuando iluminas con tu vida, con la bondad, la paciencia, la alegría y la generosidad.
Los ángeles de Navidad eres tú, cuando cantas un mensaje de paz, de justicia y amor.
La estrella de Navidad eres tú, cuando conduces a alguien al encuentro con el Señor.
Eres también los Reyes Magos, cuando das lo mejor que tienes sin importarte a quien.
La música de Navidad eres tú, cuando conquistas la armonía dentro de ti.
El regalo de Navidad eres tú, cuando eres, de verdad, amigo y hermano de todo ser humano.
La tarjeta de Navidad eres tú, cuando la bondad está escrita en tus manos.
La felicitación de Navidad eres tú, cuando perdonas y restableces la paz, aun cuando sufras.
La cena de Navidad eres tú, cuando sacias de pan y de esperanza al pobre que está a tu lado.
Tú eres, sí, la noche de Navidad, cuando, humilde y consciente, recibes, en el silencio de la noche, al Salvador del mundo, sin ruidos ni grandes celebraciones.
Tú eres sonrisa de confianza y de ternura, en la paz interior de una Navidad perenne, que establece el Reino dentro de ti.
Una y muy feliz Navidad para todos los que se parecen a la Navidad”.
Papa Francisco

Felicitación audiovisual de la Navidad

Descarga el Power Point “Ese día es navidad” aquí:

Formato PPT (Power Point):
PDF

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Comentarios recientes

Calendario

junio 2018
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos