Menú

Otra parábola sobre el Secreto para ser feliz

Otra parábola sobre el Secreto para ser feliz

Otra parábola sobre

El secreto para ser feliz

Introducción.

A veces buscamos lejos, como locos, lo que tenemos cerca. No sé qué extraña imaginación se nos ha incrustado en lo profundo del alma, desde que tenemos conciencia de nosotros mismos, de que lo válido, lo grande, lo que deseamos profundamente, eso que puede hacernos felices, destino universal de la humana especie, tiene que estar escondido en las profundidades del mar, o cerca de las estrellas, o en escondrijos secretos, a donde sólo las personas arriesgadas o lanzadas pueden llegar.

Y nos lanzamos, desde nuestro más recóndito subconsciente, a la búsqueda irrenunciable del elixir de la felicidad, razón última de todos nuestros anhelos y suspiros, mientras deambulamos por el planeta tierra

  • A ver quién tiene más…
  • Cómo superar el dolor y la escasez…
  • Como sacar más jugo a la vida….
  • A ver quién es mejor visto por la sociedad….
  • Cómo pasar mejor mis vacaciones o qué países o rincones maravillosos del planeta puedo visitar…
  • Cómo ganar más, trabajando menos o de forma menos trabajosa…
  • A qué juegos o loterías tengo que jugar para ser una persona afortunada para el resto de mi vida…
  • Y no sé cuentos vericuetos mentales más hacemos en nuestra imaginación para alcanzar nuestro sueño de felicidad…

Y, sin embargo, ahí está, a nuestra vista y a vuestro alcance. Somos como el despistado que está buscando algo que lleva en el bolsillo, incluso en su propia mano cerrada…

Ojalá, este cuento tan sencillo  y tan real, que presentamos a continuación, nacido de la experiencia de vida de los sabios de siempre, nos abra los ojos y nos lleve a la luz de los que buscan en las profundidades de la vida, o en la sencillez del niño que dice la verdad.

La lectura serena y contemplativa del evangelio iluminará nuestra búsqueda.

El secreto para ser feliz

Texto original.

Hace muchísimos años, vivió en la India un sabio de quien se decía que guardaba en un cofre encantado un gran secreto que lo hacía ser un triunfador en todos los aspectos de su vida y que, por eso, se consideraba el hombre más feliz mundo.

Muchos reyes, envidiosos, le ofrecían poder y dinero, hasta intentaron robarlo para obtener el cofre. Pero todo era en vano.

Mientras más lo intentaban, más infelices eran, pues la envidia no los dejaba vivir. Así pasaban los años, y el sabio era cada día más feliz.

Un día, llegó ante él un niño y le dijo: “Señor, al igual que tú, también quiero ser inmensamente feliz. ¿Por qué no me enseñas qué debo hacer para conseguirlo?

El sabio, al ver la sencillez y la pureza del niño, le dijo: “A ti te enseñaré el secreto para ser feliz. Ven conmigo y presta mucha atención.”

En realidad, son dos cofres en donde guardo el secreto para ser feliz, y estos son mi mente y mi corazón, y el gran secreto no es otro que una serie de pasos que debes seguir a lo largo de tu vida.

El primero, es saber que existe la presencia de Dios en todas las cosas de la vida, y, por tanto, debes amarlo y darle gracias por todas las cosas que tienes y por todas las cosas que te pasarán.

El segundo, es que debes quererte a ti mismo, y todos los días, al levantarte y acostarte, debes afirmar: yo soy importante, yo valgo, soy capaz, soy inteligente, soy cariñoso, espero mucho de mí, no hay obstáculos que no pueda vencer. Este  paso se llama autoestima alta.

El tercer paso, es que debes poner en práctica todo lo que dices que eres, es decir, si piensas que eres inteligente, actúa inteligentemente; si piensas que eres capaz, haz lo que te propones; si piensas que eres cariñoso, expresa cariño; si piensas que no hay obstáculos que no puedas vencer, entonces proponte metas en la vida y lucha por ellas hasta lograrlas. Este paso se llama motivación.

El cuarto paso es que no debes envidiar a nadie por lo que tiene o por lo que es, ellos alcanzaron su meta, logra tú las tuyas.

El quinto paso, es que no debes albergar en tu corazón rencor hacia nadie; ese sentimiento no te deja ser feliz; deja que las leyes de Dios hagan justicia, y tú… perdona y olvida.

El sexto paso es que no debes tomar las cosas que no te pertenecen, recuerda que, de acuerdo a las leyes de la naturaleza, mañana te quitarán algo de más valor.

El séptimo paso, es que no debes maltratar a nadie; todos los seres del mundo tenemos derecho a que se nos respete y se nos quiera.

Y por último, levántate siempre con una sonrisa en los labios, observa a tu alrededor y descubre en todas las cosas el lado bueno y bonito; piensa en lo afortunado que eres al tener todo lo que tienes; ayuda a los demás, sin pensar que vas a recibir nada a cambio; mira a las personas y descubre en ellas sus cualidades.

Envía a tus amigos el secreto para ser feliz

VER en el ordenador el video que acompaña el texto.

Descarga el Power Point pulsando sobre el icono:

ppt

1 comentario

  1. Sor Analys de la cruz

    Querido P. Félix:

    Me encanta como usted escribe. Le leo todas las semanas y me anima en mi vida vocacional como hermana esclava de María que reside en san Carlos de Bariloche (Argentina).

    Uso sus materiales para animar a los ancianitos que los tenemos confinados por la pandemia de la COVID-19.

    Dios lo bendiga.

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos

Comentarios recientes