Menú

La alegría de poder ser lo que somos, en plenitud

La alegría de poder ser lo que somos, en plenitud

Es bueno tener aspiraciones, dejar volar la mirada más allá del horizonte inmediato…

Es de cuerdos querer superarse a sí mismos, no contentarse con mínimos, que conducen a la apatía y al decaimiento…

Es plausible, altamente encomiable, tener iniciativas que eleven nuestra capacidad creativa sin techos ni fronteras…

Manifiesta una alta calidad humana querer compartir lo mejor del otro, que complementa nuestras carencias…

Honor y reconocimiento público a los que se fijan metas más allá de lo vulgar y prosaico, sabiendo que el premio no es llegar al pico más alto, sino haberlo intentado sin miedos…

Animemos a los niños, adolescentes y jóvenes a salir de su yo, mostrándoles que más allá de su concha de cristal hay vida y la hay en abundancia…

Superemos complejos y digamos a los pusilánimes: niños, jóvenes, adultos ancianos y a los seres vivientes que pueblan nuestra tierra: sube más alto, tu eres más de lo que aparentas y piensas…

Que nadie diga que ya llegó a su tope de posibilidades en la vida, que lo suyo, ahora, es recrearse, disfrutar del pasado nostálgico, de los años pletóricos de su juventud…

Que nadie piense, al llegar a la edad madura, que el manantial de su vida se secó como en un tórrido verano que seca las hiervas y los sembrados o el invierno gélido que hiela hasta el aliento…

Pero de ahí a pensar que mi huerto no tiene flores o que las flores del vecino son siempre más bellas que las de mi propio jardín hay un acantilado…

De ahí a creer que no puedo ser yo, el yo ilusorio que yo mismo he creado, sin apropiarme de lo del vecino, llámese físico, capacidades o formas de ser o de pensar, hay toda una historia de frustraciones y fracasos…

El vaso no es menos vaso ni contiene menos agua por no tener la capacidad del cántaro o de la tinaja: cada cosa para lo que es y para su función específica…

Las personas no crecen a lo ancho y a lo alto, sino desde su interioridad, desde la propia conciencia de su valía, desde la certeza de que cada uno es único e irrepetible, tanto, tanto, que nadie puede reemplazarle del todo en su misión en la vida…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Calendario

noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivos