Menú

Una oración para el día a día

Una oración para el día a día

Ahora que se acaba el curso…
Bien viene un soplo de aire suave que nos serene el alma…
Ahora que llega el calor sofocante del verano…
Bien viene una ráfaga de viento huracanado que sacuda nuestras modorras y nos lance más allá de las montañas de nuestras inercias y pasividades…
Ahora que empezamos a caminar de nuevo…
Bien viene saber que el mundo nuevo que todos hemos soñado alguna vez…
Es posible con el trabajo callado del día a día…
Con el reconocimiento humilde de lo que pudimos construir y no lo hicimos…
Con la amistad que une voluntades…
Con la esperanza cierta de saber que no estamos solos…
Que alguien camina a nuestro lado y nos susurra…
Levántate y anda: Yo voy contigo…

 — – —

La oración que transcribo, tomada de un power-point anónimo, con algunos retoques, produce todos esos sentimientos y más. Es una de esas  oraciones sencillas, verdaderas perlas preciosas, que calman y estimulan, serenan y enardecen, que te hacen sentir culpable y te llenan de ánimo, que te hacen reconocer el pasado vacío de sentido y te lanzan a la aventura de construir un mundo nuevo…

Aconsejo escuchar el audio, insinuante, suave, persuasivo… mientras se recita la oración despacio, con pausas y repeticiones…

Mi oración de agradecimiento…

Señor Dios
Dueño del tiempo y de la eternidad,
Tuyo es el hoy y el mañana,
El pasado y el futuro.
Al acabar un día más,
Quiero decirte gracias
Por todo aquello que recibí de Ti.
Gracias por la vida y por el amor
Por las flores, por el aire y por el sol,
Por la alegría y por el dolor
Por lo que fue posible
Y por lo que no lo fue.
Te ofrezco todo lo que hice,
El trabajo que pude realizar,
las cosas que pasaron por mis manos
y lo que con ellas pude construir.
Te presento las personas amigas,
Las amistades nuevas
Y los antiguos amores.
Los que están cerca de mi,
Los que puede ayudar
Y aquellos con los que compartí
La vida, el trabajo,
El dolor y la alegría.
Más también, Señor,
Hoy te quiero pedir perdón.
Perdón por el tiempo perdido,
por el dinero mal gastado,
por la palabra inútil
y el amor desperdiciado.
Perdón por las obras vacías
Y por el trabajo mal hecho,
Perdón por vivir sin entusiasmo
También por la oración
Que poco a poco fui aplazando
Y que ahora vengo a presentarte;
Por todos mis olvidos,
descuidos y silencios
nuevamente Te pido perdón.
Que los próximos días
Sean siempre bendecidos.
Detengo mi vida
Delante del calendario
Y te presento mis días
Que únicamente Tú sabes
Si llegaré a vivirlos.
Hoy,
Te pido para mi,
Mis parientes y amigos,
La Paz y la Alegría,
La fortaleza y la prudencia,
La lucidez y la sabiduría.
Quiero:
Vivir cada día
Con optimismo y bondad,
Llevando a todas partes
Un corazón lleno
De comprensión y de paz.
Cierra mis oídos
A toda falsedad
Y mis labios
A palabras mentirosas,
Egoístas o que lastimen
Abre sí
Mi ser
A todo lo que es bueno.
Que mi espíritu sea repleto
Únicamente de bendiciones
Para que las derrame
Por donde pase
Señor,
A mis amigos,
A todos los que compartimos
La misma ilusión y la esperanza,
Llénalos de sabiduría,
Paz y Amor
Y que nuestra amistad
Dure para siempre
En nuestros corazones.
Lléname también
De bondad y alegría
Para que todas las personas
Que yo encuentre en mi camino
Puedan descubrir en mi
Un poquito de Ti.
Danos siempre días felices
Y enséñanos
A repartir felicidad.
Amen.

Descarga el Power Point “Mi oración de agradecimiento” aquí:

Formato PPT (Power Point):
PDF

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Calendario

julio 2018
L M X J V S D
« Jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos