Menú

Tuve sed y me diste de beber (soneto al carisma vicenciano)

Tuve sed y me diste de beber (soneto al carisma vicenciano)

Un niño y una fuente ¡Que alegría!
Mil derroches de amores en vacío
y los labios resecos en estío.
¡Perdónanos, Señor, la felonía!

Por permitir la sed y la agonía
y el agua derramándose en el río.
¡Perdónanos, Señor, el desvarío!
si la boca de un niño está baldía.

Dale a beber, Señor, del agua viva,
en el pozo de la samaritana.
Tuyo es todo, la noche y la mañana,

tuya la fuente de agua primitiva.
Ya que pueden beber de tu torrente,
calme su sed, el agua de tu fuente.

Que mi agua está caliente,
y la tuya brotó al amanecer.
¡Que no se quede nadie sin beber!

 

Vicente Hernández Alfonso.
Presidente SSVP de Albacete. España

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Comentarios recientes

Calendario

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos