Menú

La Familia vicenciana, ante las elecciones generales de cualquier país (5ª y última parte)

La Familia vicenciana, ante las elecciones generales de cualquier país (5ª y última parte)

Quinta y última parte: Hacia la utopía sostenible

La historia y la experiencia personal nos enseñan que podemos equivocarnos y que, de hecho, nos hemos equivocado. Esta constatación fehaciente debe ponernos en guardia y en actitud de vela permanente: es de sabios corregir los errores. Si he depositado mi confianza en un partido, a través de mi voto, esto no implica mi asentimiento incondicional a todas y a cada una de las propuestas de su programa electoral… Dejemos claro a los partidos de nuestra elección que nos tendrán frontalmente encontrados en cualquier momento y circunstancia en que sus proposiciones no coincidan con lo que nos dicta la recta conciencia, iluminada por el mensaje de nuestro Guía y Maestro…

Solo queda estimular a todos los miembros de la Familia Vicenciana a ser coherentes con lo que dicen que son y con el carisma vicenciano de opción preferencial por los pobres y desheredados, exigencia que nos sumerge de lleno en el proyecto de crear una sociedad más justa, en la que el reparto de los bienes comunes sea más equitativo, de modo que permita vivir a todos de acuerdo con la dignidad humana.

La doctrina social de la Iglesia y las orientaciones de nuestro buen Papa Francisco no dejan resquicio de duda de que, a la hora de votar, hemos de tener muy presente el objetivo de eliminar las diferencias abusivas, escandalosas, de las condiciones sociales de vida, la superación de la corrupción y de los pelotazos económicos de cualquier tipo que sean.

Hay todavía un buen pensamiento que quiero transmitir a la entera Familia vicenciana, que halagará la sensibilidad y psicología de nuestras jóvenes generaciones; y es que los seguidores de Jesús son inconformistas por naturaleza, luchadores empedernidos, contestatarios infatigables, hasta límites que raya la rebeldía institucional, porque su programa de vida, inspirada en el mensaje de Jesús, va mucho más allá de las soflamas políticas, de las propuestas altruistas bien intencionadas, más allá incluso de los proyectos humanos más idealistas… Su proyecto es de vida y vida en plenitud, que solo se encuentra más allá de nuestras fronteras, y que sólo se llega a esa meta a través de la utopía de las Bienaventuranzas. Sólo a través de este proyecto de vida imposible, pero en camino permanente de realización, se logra el objetivo inalcanzable de la Paz en la justicia y en la fraternidad.

Estamos ante la utopía permanente, que solo unos pocos alcanzan a vislumbrar entre penumbras. Pero, seguro que habrá alguna manera de acercarnos al cenit, si no, el Maestro nunca habría hablado de que es posible lo imposible, la utopía sostenible, como fuerza transformadora que nos acerca al ideal, en la medida que lo intentamos. Algunos de nuestros hermanos en el seguimiento de Jesus nos lo dejaron claro: “Lo que consiguieron éstos y éstas, en los tiempos pasados, ¿por qué no vamos a poder alcanzarlo nosotros, miembros de la Familia Vicenciana, que nos gloriamos de tener como santo y seña de nuestro caminar por la vida a los santos emergentes de la caridad, Vicente de Paúl y Luisa de Marillac?

No se puede dar soluciones hechas ni soluciones concretas. “El amor es creativo hasta el infinito”. Toca a cada uno asumir su propia responsabilidad, en coherencia con los principios de su fe y en línea de fidelidad al ideario de servicio comprometido a los más desfavorecidos, que hemos heredado, a través del carisma vicenciano.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Comentarios recientes

Calendario

mayo 2018
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos