Menú

Testimonios sobre el covid-19: María Ángeles Ramírez

Testimonios sobre el covid-19: María Ángeles Ramírez

Prólogo

María Ángeles Ramírez es profesora de infantil en una escuela de Albacete. Tiene en su haber una larga historia de servicio en distintas actividades pastorales de su parroquia, a través de Caritas.

Posee una delicada sensibilidad hacia los pobres, los de cerca y los de lejos. Conozco bien su extrema generosidad hacia ellos.

Es fuerte ante las dificultades y pruebas que encuentra en el camino de fidelidad inquebrantable de su fe.

Estas son las preguntas a las que responde:

  1. ¿Cómo ha cambiado vuestra vida la pandemia?
  2. Dificultades o sentimientos.
  3. Aspectos positivos personales y de familia.
  4. Cómo se ha enriquecido vuestra fe en la pandemia.
  5. ¿Qué he hecho por los demás en la pandemia?
  6. Lecciones de vida de cara al futuro.

Y estas son sus respuestas.

Este tiempo me ha supuesto ​una gran prueba de supervivencia de emociones y sensaciones encontradas frente a la gran crisis sanitaria, en la que ha prevalecido la » garantía» de que fiarse de Dios es la GRAN OPCIÓN por la cual, merece la pena todo esfuerzo y sacrificio vivido.

En Él y por Él me he sentido muy «cobijada» y en cierta manera «fuera de peligro».

A pesar de la fuerza que nace de la fe, no he podido evitar, a veces, un cierto aislamiento, cierto temor, y hasta tristeza

Pero, por encima de todo, me he refugiado en la reflexión pausada, en la escucha serena. He encontrado más tiempo para Dios, para la oración

El Señor me ha inspirado dedicar momentos de apoyo y colaboración en familia. Y más tiempo también para la oración en familia.

Las personas cercanas, amistades, familiares (propios y del trabajo), han sido un gran eslabón, que, a través de diversos medios tecnológicos hemos mantenido comunicación (misas, charlas, encuentros virtuales, talleres, formación e información.

He encontrado más tiempo para escuchar y animar a otros-otras, a través de videollamadas, ofreciendo ideas para hacer frente al covid-19 a familias vulnerables de Caritas parroquial de las parroquias de la Paz y Santa Teresa; también, contribuyendo con una pequeña cantidad económica a la cuenta creada para este plan de choque.

He aprendido humildad; he compartido empatía y consuelo entre personas necesitadas: son grandes pasos frente a la adversidad.

Me he ejercitado en vivir el sosiego, desde el respeto y la escucha activa. En la fragilidad, Dios escucha y se hace escuchar.

María Ángeles Ramírez

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos