Menú

Te vi llorando, Señor, en la pandemia

Te vi llorando, Señor, en la pandemia

Danos tiempo, Señor, para llorar,
danos tiempo a enterrar a nuestros muertos,
para cerrar los ojos, aún abiertos
de amores cercenados, para orar.

Por los que no pudieron respirar,
ajenos al control de los expertos.
Por tantos homicidios encubiertos.
Para la muerte que no quiere parar.

Te vi, Señor, llorando atormentado,
enjugarte tus lágrimas divinas.
Acariciar, tu frente con espinas,

A tu madre, sentada allí a tu lado.
Venga de ti, Señor acongojado,
consuelo en noche oscura que iluminas.

Vicente Hernández Alfonso.
Presidente SSVP de Albacete. España
.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos