Menú

Una mirada penetrante: La oración callada de las flores

Una mirada penetrante: La oración callada de las flores

Ahora  que no sabemos que hacer con nuestro tiempo…
Ahora que  huimos como locos de nosotros mismos, sin enterarnos…
Ahora que vagamos con miradas vacías por desiertos sin esperanza…
Ahora que nos sumergimos en los fondos abisales del océano para no ver la claridad del sol que nos alumbra…
Ahora que  hemos roto los espejos que proyectan el fondo oscuro de nuestra conciencia…
Ahora que nos miramos en los espejos bufones de la realidad  que nos rodea…
Ahora que estamos ahítos de bienestares estables y de promesas verdaderas…
Ahora que no sabemos que  rumbo tomar…
Ahora que estamos hartos de engaños y de agüeros de falsos profetas…
Ahora que hemos saboreado la miel amarga de los engaños y falacias de los líderes que nos conducen por senderos tortuosos…
Ahora que nadamos en abundancias y nos desgarran las guerras sin piedad contra los pobres y desheredados…
Ahora que la noche oscura se cierne sobre una sociedad  sin horizonte…
Ahora que tenemos miedo de nosotros mismos, de nuestro propio existir…
Ahora, ahora, ahora es tiempo de salvación…
La noche, el silencio interior, la contemplación son  tiempos de salvación…
Es tiempo de mirar las cosas, los ríos, las plantas, las flores, la creación entera… con mirada penetrante: callarnos, contemplarlas…, para que nos hablen ellas del amado, del infinito que anhelamos…
La palabra mueve el mundo, pero el silencio engendra la palabra y la contemplación serena llena de sentido el silencio…

El power-point, anónimo, que os presento es una maravilla si lo miramos, lo contemplamos…, con mirada l¡mpia, con actitud de niños, de corazón limpio, que se extasían ante  la verdad y la belleza de la inmensidad del  mar, de la altura sin techo  de las montañas…

Ver, mirar, escuchar, contemplar…, la belleza de las orquídeas, el gorjeo de los pájaros, el sonido envolvente de la música…

Todo en este documento audiovisual nos eleva hasta el éxtasis contemplativo…

Ojala sepamos beber en esta fuente de aguas tranquilas, en tiempos de bonanza y en tiempos de noches oscuras…

Y que el recuerdo de nuestros amigos los santos cuya fiesta celebramos nos acompañe y nos estimule…

La oración callada de las flores

Solo la mirada de Dios
Puede curar tus heridas,
En el silencio de la oración.

Si no estás convencido
De que la oración es la solución
A todos los problemas de la vida,
Es inútil que te canses en discernir.

Un santo es un pecador
Que tiene el corazón
Quebrantado por el arrepentimiento.

Jesús nunca minimiza el pecado…
Lo perdona siempre.

Ofrece a Dios en la oración
Lo que Él no tiene:
Tu pobreza, tu angustia,
Tu indigencia fundamental,
Tu pecado.

Dios ha sido seducido
Por tu miseria, tu pobreza, tu pequeñez…

Debes buscar, pedir,
Llamar y esperar
Pues no está en tus manos encontrar.

Cada persona representa
Una imagen que Dios se ha formado
Singularmente de sí mismo

La oración no se aprende
Más que en la oración.
Ora sin cesar.

Convéncete de que Dios
Trabaja siempre
En el interior de tus deseos.

Mi Padre trabaja siempre
Y yo también trabajo.
Deja que Dios trabaje en ti

No tengas miedo de gritar
Tu sufrimiento a Dios en la oración.
Dios prefiere a los que protestan por amor
Que a los que se callan por resignación

Morar en Dios.
Para Jesús la oración es siempre
El encuentro con el Padre.

“Eres hijo/a de Dios”
¿Lo sabes por otro,
O por haberlo experimentado
En tu propia persona?

Es de dentro de donde brotará
La fuente de agua viva.

Vives tan a nivel de conceptos
Que no sientes ya
La vida que respira en ti.

Hay un abismo entre el hecho
De saber que la Trinidad mora en ti
Y el hecho de experimentarlo.

Estoy presente al Dios
Siempre presente… y actuante en mí.

Eres un pensamiento de amor de Dios.

La realidad fundamental
De nuestra fe es que somos
Aceptados incondicionalmente por Dios.

La oración es
El encuentro de Jesús con el Padre.

Aprende a escuchar
En el silencio de tu corazón.

¡Abba, Padre…
…Venga tu Reino!

Disfruta la belleza,
Ella te llevará a la
BELLEZA INFINITA.

La oración es la condición necesaria
Para que la semilla de la palabra
Germine en ti y sea fecunda.

Tú eres tal como respiras.
Y la respiración es el soplo de Dios en ti.

El recuerdo de Dios
No está nunca ocioso en ti.

La recta acción divina
Obra siempre positivamente en mí.

Dios sale a nuestro encuentro
Desde las cosas:
Él quiere inundarnos de su presencia.

Orar es estar en la presencia de Dios.

Existe un espacio de silencio y de quietud
En el que Dios mismo
Habita en nosotros.

Nada te turbe.
Nada te espante.
Quien a Dios tiene.
Nada le falta.
Solo Dios basta.

Existir es estar
En relación con Dios.

Tú que moras en ti
En lo más profundo de mi ser…
Haz que yo viva en ti
En lo más profundo de mi ser.

Tú que moras en ti,
En lo más profundo de mi ser…
Haz que resuene tu voz
En  lo más profundo de mi ser.

Busca a Dios en  tu interior
Y vivirás

 Descarga el Power Point “La oración callada de las flores” aquí:

Formato PPT (Power Point):
PDF

1 comentario

  1. Josico

    Desde el silencio del amor. Desde la confianza de encontrarse con Él. Desde el asentimiento de una fuerza, de un alivio, de un desahogo, de un llanto, de una sonrisa…desde todo eso y algo más nos sentimos frágiles sin la oración. ORA SIN CESAR.

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Comentarios recientes

Calendario

mayo 2018
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos