Menú

Primera mirada: La maravilla del cuerpo humano

Primera mirada: La maravilla del cuerpo humano

Amigos, ya está bien de lamentaciones y de llantos: os invito a entrar en lo más profundo de vuestra conciencia reflexiva y abierta a otros mundos siderales, superando las barreras de la mirada superficial que nos adentra en las cavernas del pesimismo y de las sombras, de la realidad superficial, de lo cotidiano y de lo periférico…

No necesitamos alas para volar sobre las montañas que se pierden en el horizonte, ni abrir nuestros ojos que se proyectan con fuerza  para contemplar la inmensidad del cielo,  añil otoñal; tampoco necesitamos recurrir a las grandes gestas de nuestra historia “personal”, ni al recuerdo vivo de los añorados buenos tiempos de juventud en ciernes ni de nuestra feliz infancia…

¿Por qué ver siempre el medio vaso vacío y no sonreir ante la botella casi llena? ¿Por qué añorar nuestra salud perdida  justo en los cortos instantes de nuestro dolor pasajero? ¿Tendremos los humanos vocación de plañideras? ¿Será nuestra mirada constitutivamente miope para no ver las maravillas que, día a día, Dios pone al alcance de nuestras retinas?

¿Por qué no adentrarnos sin miedos en ese misterio profundo de la vida misma, del cuerpo humano que nos acompaña en nuestro caminar diario, testigo fiel de la sabiduría y de la Providencia de Dios? Entremos ya, despacio, los ojos bien abiertos y los oídos atentos, para percibir los latidos de Dios en la cavidad luminosa de nuestro  yo corpóreo…

Os invito a contemplar, pletóricos de alegría y gratitud, esta maravilla del cuerpo humano, que ninguna mente humana ni materia inerte, pudo idear ni realizar. Retengamos la descripción del cuerpo, con sus palabras precisas, pero elevemos nuestra mente y nuestro corazón, en extasiada contemplación, alados en la música, el ritmo  y la imagen esplendorosa…

Y aquí está el texto del Power-point anónimo que os invito a contemplar. Podíamos titularlo, sin miedo, “La maravilla inigualable del cuerpo humano”. Copio íntegramente el texto, con sus comentarios y anotaciones…

La maravilla del cuerpo humano
(power-point anónimo)

¿Por qué llorar mientras voy andando, si otros ríen y no tienen pies?

¿No crees que sería bueno hacer un inventario de los bienes que has recibido para así vivir con mayor alegría y optimismo?

¿Por qué vivir pensando en el 10% de las cosas que nos hacen sufrir, y no recordar el 90% de las cosas que nos suceden bien?

En tu cuerpo hay ochocientos mil millones de células trabajado  continuamente y obrando todas en tu favor y en perfecta armonía.

En tu cerebro tienes trece mil millones de neuronas trabajando tan sabiamente a tu favor, que si las quisieras reemplazar por la máquina computadora más perfectas del  mundo, esa máquina electrónica ocuparía el sitio de un edificio de setenta pisos de alto.

En tus ojos, Dios ha depositado cien millones de receptores que te permiten gozar de la magia de los colores, de la luz, de la simpatía de las personas y de la majestad de la naturaleza.

En tus oídos hay veinticuatro mil millones de filamentos que vibran con el viento, con el reír de los niños, con la suave música de las orquestas, con el trepidar de las aguas espumantes y al escuchar las palabras amables de las personas que estimas.

Eres una persona humana, y el ser humano es el único animal que puede hablar para calmar al airado, animar al abatido, estimular al cobarde y decir… TE AMO.

Te puedes mover, no eres un árbol amarrado a una pequeña porción de tierra. Puedes pasear, correr, bailar y hacer deporte. Para ello tienes quinientos músculos, doscientos huesos y siete mil nervios sincronizados para obedecerte y  llevarte a donde quieras.

Tus pulmones son los mejores filtros del mundo. A través de seiscientos millones de alvéolos purifican el aire que reciben y libran a tu cuerpo de desperdicios dañinos.

Tienes un corazón que es una maravilla de la naturaleza. Bombea hora tras hora treinta y seis millones de latidos al año, año tras año, despierto o dormido, impulsando la sangre a través de cien mil  kilómetros de venas y arterias, que llevan…más de dos   millones de litros de sangre al año.

Tu sangre es un formidable tesoro. Son apenas cuatro litros, pero allí hay veintidós millones de células sanguíneas, y en cada célula hay muchas moléculas y en cada molécula hay un átomo que oscila más de cien millones de veces por segundo.

Cada día mueren dos  millones de tus células y son reemplazadas por dos millones más, en una resurrección que ha continuado desde el día que naciste.

En tu cerebro hay cuatro millones de  estructuras sensibles al dolor, quinientos mil detectores táctiles y doscientos mil detectores  de temperatura…

… Ahora pregúntate:

¿Crees que no vale la pena tu  VIDA?

Lo triste es que dedicamos mucho tiempo a pensar en lo que nos hace falta y casi nunca nos detenemos a recordar y agradecer lo muchísimo bueno que poseemos.

No sólo con respecto a tu cuerpo, aplícalo también a los dones que posees, la familia que te ha tocado, las amistades que te hacen dichoso, las comodidades que disfrutas y hasta las oportunidades que se te han presentado.

¡No veas sólo lo que te hace falta, agradece lo que ya tienes!

Haz cuentas de tus bienes, y de tus alegrías también. No pierdas tiempo haciendo  cuentas de tus males.

Colecciona pensamientos alegres y optimistas y no se te olvide alejar de tu mente los cuervos asquerosos llamados “pensamientos pesimistas” y “recuerdos tristes”

¿Y sabes por qué…?

Porque vales MUCHÍSIMO.

Descarga el Power Point “La maravilla del cuerpo humano” aquí:

Formato PPT (Power Point):
PDF

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Comentarios recientes

Calendario

mayo 2018
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos