Menú

Nuevos caminos…

Nuevos caminos…

Queridos amigos:

Os anuncio una doble buena noticia:

  • Hoy, día de la Encarnación, todas las Hijas de la Caridad del mundo renuevan su compromiso de entrega a Dios en el servicio de los pobres.
  • Y este humilde blog también inicia nuevas lineas, en búsqueda permanente del Dios en los pobres. Ésa es la esencia del espíritu vicenciano que nos vio nacer y que sigue creciendo en nosotros…

La asociación Feyda nació al soplo del Espíritu, que impulsó a unos seglares inquietos a buscar caminos de identificación cristiana para ellos mismos y para sus hijos, ¡hace ya 35 años…! Con San Vicente (perdón por el atrevimiento) puedo decir que yo nunca pensé en nada parecido a lo que hoy es Feyda. Estoy convencido que fue el mismo Espíritu quien movió los hilos; y ahí esta Feyda, limitados pero seguros, porque Él sigue impulsando su caminar… Yo tan sólo me siento un pobre hilo conductor de sus impulsos: siempre me dejé interpelar por los que vienen a mí con nuevas ideas y mejor buena voluntad; siempre he animado a los demás, sobre todo a la gente joven, a mirar hacia adelante, en busca de nuevos horizontes…

Hace tan sólo unos días uno de los miembros de Feyda me dijo: “Félix, tu blog está teniendo buena acogida, son decenas de miles las visitas las que has tenido en los tres meses que lleva en la red… Me parece que sería una buena idea complementar tus “Diálogos de Vicente y Luisa…” con otras líneas de reflexión, y mostrar nuestra pequeña Asociación a los vicencianos que aún no la conocen. Quizás podríamos subir algunas de las miles de fotos que se han hecho a lo largo de estos 35 años y las vas haciendo algún comentario, algo así como ‘Feyda en imágenes’; también podrías pedir a los que han pasado o están en la Asociación que cuenten su experiencia personal… Tú tienes imaginación y creatividad. Tú verás…

Y una vez más sentí que el Espíritu hablaba por su boca: “Genial, le dije, vamos a ponerlo en marcha ya”.

Son aproximadamente unos 50.000 niños, jóvenes y adultos los que han pasado por las distintas actividades de Feyda en estos 35 años. Algunos ocupan puestos importantes en la sociedad. Otros, baqueteados por la vida, guardan en el baúl de los recuerdos su paso por Feyda. Pero de lo que no me cabe duda, porque muchos de ellos y ellas lo han expresado abiertamente, es que para la mayoría de estos jóvenes su paso por Feyda significó un antes y un después en sus vidas… Y esa es precisamente mi intención al iniciar esta nueva línea de reflexión en mi blog: hacer revivir a tantos jóvenes maravillosos que pasaron por Feyda lo mejor de sus vidas, su ilusión y sus ganas de hacer algo por los demás, sobre todo por los más necesitados, que es la marca de identidad del espíritu vicenciano, que siempre se les inculcó…

Y de paso, provocar el contagio: “lo que estos y éstas han hecho, ¿por qué no yo?”, dice Agustín de Hipona hablando de los santos. ¿Por qué no yo?, debería ser el sonsonete de tantos miles y miles de jóvenes de buena voluntad, indecisos e intranquilos, que buscan y no encuentran, precisamente por falta de audacia, quizá también por falta de referencias fiables. Los jóvenes y adultos que tuvieron el privilegio de pasar por Feyda os van a transmitir sus vivencias, los mejores recuerdos de sus vidas y os van a decir que todavía es posible desengancharse de esta sociedad mediocre que no nos gusta y que queremos cambiar…

No tengáis miedo…“, decía Juan Pablo II a los jóvenes, “no estáis solos, el Amigo está siempre con vosotros…” Y tantos y tantos miles jóvenes, como vosotros, a lo largo de la historia os dicen que el milagro es posible. Sólo se necesitan personas audaces… Pongámonos en camino ya, de verdad, “no para lo mismo decir mañana”.

La beatificación del Papa de los jóvenes en Mayo, y el la Jornada Mundial de la Juventud en Agosto (precedida por el encuentro vicenciano) van a ser ocasiones únicas e irrepetibles: haríais bien en uniros a la fiesta de estos acontecimientos, del mejor modo que os sea posible…

Y, desde luego, mi invitación a que leáis los testimonios dequienes a partir de ahora os van a contar sus experiencias en mi blog, en esta nueva línea de reflexión y de búsqueda. En él encontraréis retazos de vida joven que van a tocar las fibras del corazón y os van a hacer revivir lo mejor de vosotros mismos…

Por supuesto, si os atrevéis, sin descuidar vuestros compromisos de grupo o de parroquia, quedáis invitados a la Pascua Familiar de Feyda, del 35 aniversario, en Salamanca. Tenéis toda la información que necesitéis acerca de este encuentro en esta misma web o en www.feyda.net

Me tenéis a vuestra disposición, siempre abierto a vuestros interrogantes e inquietudes.

P. Félix Villafranca, C.M.
En Albacete, a 25 de marzo de 2011.

 

 

 

1 comentario

  1. Mitxel

    Amigo Félix: sé que no estuve en ningún momento “en” FEYDA (o, como en los primeros momentos, “El Olivar”). Entonces “4R” absorbía mi tiempo y mis energías jóvenes. Vidas “paralelas” hasta que el ¿”cansancio”? de sus titulares echó por la borda el carril “4R”.
    Aunque nunca estuve “en” FEYDA, sabes que siempre he estado “con” FEYDA; siquiera sea para poner un poco de “sombra” en momentos de “solana”, para poner un poco de “agua” en momentos de “sequía”.
    Mi felicitación por el recorrido aunque sabes que lo más importante no es “comenzar” sino “continuar”. ¡Vosotros lo hacéis!… ¡Ánimo!… Quedo con la mano tendida aunque sólo sea para enhebrar palabras o chismorrear de la autoridad.

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Comentarios recientes

Calendario

mayo 2018
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos