Menú

La evangelización a través de las redes sociales (segunda parte)

La evangelización a través de las redes sociales (segunda parte)

Este es un pequeño resumen de la segunda parte de la charla de Francisco Javier Fernández Chento a la Familia Vicenciana de Albacete. La primera parte se puede leer aquí.

Como evangelizar en internet. Elementos clave.

El mensaje

¿El mensaje que se está dando es verídico?

¿El mensaje va de acuerdo a la realidad de la persona y contribuye al bien común?

¿El mensaje toca a los corazones y tiene en cuenta la Doctrina Social de la Iglesia?

El medio.

 Piensa si la red social, tu web, tu público y el alcance de tu publicación son realmente adecuados.

¿Acostumbramos a usar las redes sociales para contagiar la alegría del evangelio?

La interacción

  • Dar oportunidad a la réplica.
  • Interesarse por la persona, entablar conversación.
  • Contar una historia, mantenerla en el tiempo.

Actuar con:

  • Respeto
  • Amor
  • Manifestando interés

Para comentar:

  •  ¿Como estamos cotando los vicencianos en las redes?
  • ¿Se ajusta a nuestro carisma?
  • ¿Tiene interés `para otros vicencianos?
  • ¿Cómo lo contamos? ¿Sólo publicando un montón de fotos o videos, sin apenas explicación alguna?
  • ¿Qué visión evangélica hay detrás de nuestro mensaje?
  • ¿Que se espera e nosotros?
  • ¿cómo detectamos y afrontamos los nuevos aerópagos?
  • ¿Con qué adelante lo hacemos?

La Familia Vicenciana y la evangelización en Redes

Durante el Simposio de la Familia Vicenciana de octubre de 2017, dedicamos tiempo a reflexionar sobre la comunicación, basada en nuestro común carisma:

La Familia Vicenciana, como movimiento, va más allá de los límites impuestos por nuestras estructuras organizativas para unirnos como agentes de cambio que somos alrededor de un objetivo común: terminar con la pobreza, vivir en un mundo más justo y fraternal, construir sociedades donde todos tienen su lugar, la venida del Reino… (Jasmine Cajuste)

La presencia digital de la Familia Vicenciana está fuera de toda duda. Sin embargo, nuestros esfuerzos actuales de comunicación nos plantean algunas preguntas:

  1. ¿Cómo es de efectiva nuestra comunicación?
  2. ¿Permite lanzar y alimentar acciones concretas en torno a problemas específicos?
  3. ¿Impulsa el conocimiento mutuo, la colaboración, la formación, la información tanto interna como externa?
  4. ¿Cómo hacer para que nuestra comunicación sea creíble, profunda en un mundo que vive cada vez más de «medios de comunicación low cost», con canales de información continua?

Ser creativos, como nuestros hermanos mayores

Fijémonos en Vicente de Paúl, Luisa de Marillac, Federico Ozanam… que supieron responder con creatividad y audacia a las cuestiones de su tiempo.

Ejemplos de cómo usó Vicente de Paúl los medios de comunicación de su tiempo:

  1. En 1617, Vicente experimentó dos momentos (Gannes y Folleville, y Châtillon-les-Dombes) que cambiarían para siempre su vida y tendrían un impacto duradero tanto en la Iglesia como en la sociedad. Estos dos eventos dieron forma al corazón del carisma de Vicente: el servicio a Dios en la persona de nuestros Señores y Maestros, los pobres, tanto en la predicación del Evangelio (misión como en el alivio de la pobreza (caridad).
    En los más de cuarenta años que siguieron, Vicente fue un consumado creador de redes, una perspectiva que raramente hemos usado para Vicente. Seguramente, él habría estado muy a gusto con la interconexión de nuestra cultura digital. Después de todo, ¡escribió unas 30.000 cartas! Imagínense si hubiese tenido Internet!
    Pensamos en Vicente como el fundador o inspirador de maravillosas organizaciones basadas en la misión. Pero esa, quizás, no fue su mayor contribución. Su mayor contribución fue su genio en la creación de redes y en la activación de los laicos en lo que entonces se llamaban Cofradías. Pidió que las cofradías se estableciesen en cada lugar donde servían sus seguidores.
  2. Durante la desolación en el ducado de Lorena, por la Guerra de los Treinta Años, Vicente monta un servicio de información y comunicación con los reportes que le van llegando, para así obtener nuevas ayudas. Los informes corrían de mano en mano y los efectos de la comunicación se multiplicaban.
  3. En París, Picardía, Champaña… mejora el método de Lorena y en vez de copias manuscritas se imprimen hojas que se repartían en todo París (las «Relaciones de lo que se ha hecho por la asistencia de los pobres de París y sus alrededores, así como en las provincias de Pi­cardía y Champaña»). Solían ser 8 páginas, se imprimían unos 4.000 ejemplares, se publicaba mensualmente al principio.

¿Cómo usó Federico Ozanam los medios de comunicación de su tiempo?

  1. Libros.
  2. Periódicos.
  3. Charlas.
  4. Correspondencia.
  5. Clases universitarias.

Aprendamos, sobre todo, a defender nuestras convicciones sin odiar a nuestros adversarios, a amar a los que piensan de otra manera que nosotros, […] y que Dios puede ser servido hoy igual que siempre. Quejémonos menos de nuestro tiempo y más de nosotros mismos; sintámonos menos desanimados, pero seamos mejores (Federico Ozanam, carta a Alexandre Dufieux, del 9 de abril de 1851).

¿Cuál creemos que sería, hoy, la actitud de Vicente de Paúl, Federico Ozanam y los demás fundadores, ante los modernos medios sociales, las nuevas tecnologías de la comunicación en general?

«Internet no es solo un instrumento para evangelizar, un medio pa­ra la misión, sino, sobre todo y ante todo, un lugar de evangeliza­ción, de denuncia profética, y donde se puede motivar la transformación de la realidad de los más pobres».

Si esto es así… ¿la Familia Vicenciana tiene que hacer algo al respecto?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos