Menú

Cada uno siembra lo que lleva dentro

Cada uno siembra lo que lleva dentro

Presentación

Cuando se habla desde el corazón, podemos sorprendernos de lo que sale de nosotros mismos; a veces, en negativo, otras veces en positivo; desde mi experiencia humana de relación con mucha gente, creo que es más positivo que negativo lo que todos llevamos dentro.

Hace solo unos días me llevé una de estas agradables sorpresas. Una persona, que apenas conocía de encuentros esporádicos, me sorprendió enviándome unos versos sencillos, de rima elemental, pero que dejaban entrever un alma a flor de piel, un tesoro escondido. Me puse en contacto con ella y aquí os presento lo que descubrí.

Se llama Juana Perete. Es abuela, pero con vitalidad joven, con una pequeña gran historia llena de vitalidad y de energía, que ella siempre ha puesto al servicio de los demás. Hizo los primeros estudios en el colegio de la Inmaculada de Albacete. Sacó magisterio y pasó las oposiciones para ejercer su profesión. En ejercicio de su profesión, fue distinguida por la autoridad competente como profesora modelo en la enseñanza en pueblos humildes de la provincia de Albacete; la escuela rural donde trabajaba fue declarada como la mejor escuela rural de Albacete. Esta distinción pública amplió sus horizontes al ser reconocida, en 2014, como una de las tres mujeres de Albacete que se distinguieron por su labor social como Delegada de Manos Unidas en el ámbito social y educativo.

Ha colaborado en la acción social y educativa de Manos Unidas durante 30 años. Eligio precisamente esta asociación, siguiendo los impulsos de su corazón, por la inmensa labor social que esta asociación lleva a cabo desde sus orígenes. En dicha Asociación ha recorrido todos los cargos de Responsabilidad, hasta ejercer de Presidente de la misma en Albacete, durante una de sus etapas.

Damos la bienvenida a Toñi a nuestro club de personas valientes que dan la cara y, con sencillez y humildad, ofrecen su testimonio de fe y esperanza, en un momento de dolor y de incertidumbre. Ojalá su testimonio estimule a otras personas a hacer lo mismo, porque sembramos lo que sale del corazón

Este es su poema lleno de vida y de esperanza.

Quiero

Quiero que llegue la noche
para que amanezca el día.
Quiero esperar nueva luz
que me dé fe y alegría.
Quiero que corra deprisa
el tiempo en la celosía,
y que me vistan con alas
para disfrutar la vida
sin jaulas y sin renuncias,
y recuperar mi dicha.

Quiero explicarme por qué
tanto sufrimiento, y días
de angustia y enfermedad,
y muerte y dolor y cifras
tan dramáticas y tristes,
que el corazón se hace trizas.

Quiero que llegue el momento
de mi libertad perdida,
y elegir a dónde voy
con amigos y familia:
si viajar o pasear,
o besar en la mejilla
a mis hijos y mis nietos,
que me colman y motivan
a luchar por ser de nuevo,
la mujer que ama la vida.

Quiero volver a vivir,
simplemente, mi rutina:
andar, saludar, hablar,
escuchar, callar, mirar…
Y volver a compartir
sentimientos de empatía.

Quiero volver a salir
aunque sea con mascarilla,
y darle importancia a tod o
que me ofrece la vida.

Quiero aprender a apreciar
lo mucho que yo tenía,
pequeñas cosas, detalles,
que por ser monotonía
no les daba la importancia
que en su sencillez latían.

Quiero limar muchas cosas
que sé que me desaniman,
y rellenar los vacíos
con fresca tierra bendita.

Por eso quiero, Señor,
que me hables y me digas
qué has querido que yo entienda
de esta etapa tan sombría.
Qué es lo que quieres de mí
y lo cumpla decidida,
y cada instante que pase,
aunque me encuentre perdida,
vaya muy cerca de ti
y seas mi Luz y mi Guía.

Juana Perete Sánchez

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos