Menú

Abecedario de la Navidad

Abecedario de la Navidad

Ambientación

Sucede, a veces, que los grandes acontecimientos de la historia, incluso de nuestra propia vida, a fuerza de repetirlos, se hacen rutina o un vago recuerdo de lo que pasó o nos sucedió hace tiempo, que marcó fuertemente nuestro devenir en la vida…

La Navidad cristiana se ha hecho rutina en nuestra vida y se ha convertido para muchos de los que nos llamamos cristianos, incluso, a veces, para los que mantenemos los signos religiosos, en algo externo marcado por ritos sociales, costumbristas, de buen ver, amenizados con colorido típico y una alegría externa que ha perdido la conexión profunda con el acontecimiento fundamental que celebramos.

Que esta Navidad de 2020, marcada por el sufrimiento de la pandemia del coronavirus, por la injusticia, la emigración, el paro, la pérdida de esperanzas humanas, nos lleve a profundizar en el acontecimiento original que celebramos: Un Dios que se hace Niño, asume nuestra human condición y nos comunica una realidad nueva, el comienzo de un Reino de Paz, de Justicia y Amor, en el que todos nos sintamos hermanos.

Tal vez, este Abecedario profano, de autor desconocido, que transcribimos a continuación, nos ayude a acercarnos al sentido original de la Navidad, que nos lleva a una nueva manera de vivir, a unas relaciones sociales de fraternidad.

Descarga el Power Point pulsando sobre el icono:

ppt 

Abecedario de la Navidad.

(Texto de autor desconocido)

Agradecer a Dios el habernos regalado las personas con las que convivimos.

Buscar el bien común por encima de los intereses personales

Corregir con esmero a aquel que se equivoca.

Dar lo mejor de uno mismo, poniéndose siempre al servicio de los otros.

Estimar a los otros sabiendo reconocer sus capacidades.

Facilitar las cosas dando soluciones y no creando más problemas.

Ganar la confianza de los otros compartiendo con ellos sus preocupaciones.

Heredar la capacidad de aquellos que saben ser sinceros con valentía y respeto.

Interceder por los otros a Dios, antes de hablarle de nuestras cosas.

Juzgar a los otros por lo que son, no por lo que tienen ni por lo que aparentan.

Limitar las ansias personales frente a las necesidades de grupo.

Llenarse con lo mejor que uno encuentra en el camino de la vida.

Mediar entre los compañeros que no se entienden.

Necesitar de los otros sin ningún prejuicio.

Olvidar el miedo al qué dirán dependiendo de la opinión de los demás.

Preocuparse por los más débiles o más necesitados.

Querer siempre el bien de las personas.

Respetar las opiniones de los demás, los derechos de las personas y de los animales.

Salir al encuentro del otro no esperando que él dé el primer paso.

Tolerar los defectos y límites propios y ajenos con sentido del humor.

Unirnos todos para vivir en Paz y armonía.

Valorarse con realismo sin creerse superior a los demás.

X es una incógnita que invita a la búsqueda constante de la verdad con mayúscula.

Yustaponer ilusiones y esperanzas, trabajos y esfuerzos por crear fraternidad.

Zambullirse sin miedo en el nuevo día que Dios regala cada mañana.

¡¡¡Feliz Navidad !!!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos