Menú

Entrevistas a Fernando L. Rajadel y a Pedro Azcarate, misioneros laicos en Honduras

Entrevistas a Fernando L. Rajadel y a Pedro Azcarate, misioneros laicos en Honduras

Entrevista a Fernando L. Rajadel, misionero laico en Puerto Cortés (Honduras)

La misión es un don de Dios para las personas que toman esa opción de vida, especialmente cuando se realiza en otros países, donde no se ha nacido. En este mes misionero seguiremos conociendo la vida de los misioneros en Honduras, específicamente en la diócesis de San Pedro Sula. Fernando López Rajadel, realiza su misión en Puerto Cortés.

Buen Amigo: ¿Cómo era su vida antes de ser misionero?

Fernando López Rajadel: Soy licenciado en Historia, antes de venir a Honduras trabajé un tiempo como archivero en el Archivo Histórico Provincial de mi ciudad, en España.

BA: ¿Cuánto tiempo hace que vino a Honduras?

FLR: Vine a Honduras por vez primera en 1997. Regresé en 2003 a España, y por segunda vez he vuelto aquí hace un año exactamente.

BA: ¿Cómo llega a Honduras?

FLR: La parroquia donde vivía en España la regentan los padres Vicentinos, compañeros de los misioneros que llevan las parroquias de Puerto Cortés y Cuyamel. Los Padres de mi parroquia en España me hicieron la invitación para venir a colaborar aquí.

BA: ¿En qué países ha realizado misión?

FLR: Ya estuve en otro país. En África, concretamente estuve en una misión también de los Padres Vicentinos en el norte de Mozambique.

BA: ¿Cuéntenos qué servicios ha desempeñado durante su estancia en la misión de Honduras?

FLR: Al principio de mi llegada colaboré con las Hijas de la Caridad para poner en funcionamiento el “Hogar de niños San Ramón”, para niños de la calle y en abandono familiar. Después durante cuatro años fui responsable de un programa de becas para muchachos/as (el 70% eran niñas) sin recursos económicos fundamentalmente de las aldeas de Omoa y Puerto Cortés. En el último año de mi primera estancia en Honduras, los últimos meses fui profesor en el centro penitenciario de Puerto Cortés.

BA: ¿Cuál es su servicio actualmente?

FLR: Este año he estado colaborando en el “Hogar de niños San Ramón”, de Puerto Cortés. Y he acompañado a los socios compañeros de la “Sociedad de San Vicente de Paúl” en Puerto Cortés. Es una asociación laica de raíces cristianas católicas, fundada en Francia a mediados del siglo XIX, entre otros por el beato Federico Ozanam, padre de familia y profesor en la universidad parisina de La Sorbona, precursor de la Doctrina Social de la Iglesia.


Entrevista a Pedro Azcarate: “Llevo 18 años misionando en Honduras”

“Yo Creo que un misionero tiene que tener disponibilidad de ir donde le manden o donde sea más necesario” nos dice Pedro Azcarate misionero español que llegó a Honduras a servir por dos años y que lleva ya 18 años en esta diócesis. Conozcamos su historia.

Buen Amigo: ¿Cómo era su vida antes de ser misionero?

Pedro Azcarate: Yo tenía una vida como la de la mayoría de los jóvenes de mi ciudad, de pequeño estudié en la escuela y el colegio, fui a la universidad, acabé mi carrera y conseguí un trabajo de dos años como becario, lo que tocaba era comprar un carro, más tarde una casa, pensar en tener novia, casarse, como que todos tenemos que seguir ese camino y hacer lo que hace la gente «normal».

BA: ¿Cómo llegó a ser misionero laico?

PA: Fui catequista y aunque mi vida era como la de la mayoría de los jóvenes sentía que me faltaba algo. Cada vez que rezaba el Padre Nuestro y decía «nuestro», de todos, pero con tantas diferencias, pobreza y desigualdad. Yo me sentía llamado a ir a ayudar o colaborar con otra gente que no tiene nuestras oportunidades y hacerles ver que Dios también les ama y que tenemos que luchar por una vida mejor para todos. No sentía la vocación del sacerdocio y lo que pude discernir en ese tiempo de reflexión acompañado por un sacerdote vicentino, era que me sentía llamado a ir a otro país con más necesidades, a dar mi tiempo en lo que hiciera falta.

BA: ¿Cuánto hace que está en Honduras y que encontró para su vida?

PA: Llegué a Honduras en enero del 2001, los padres Vicentinos tenían un lugar de Misión en Puerto Cortés, y me propusieron venir por dos años. Llevo dieciocho por aquí, y si tenía duda si había elegido bien mi vocación, pero fue algo hermoso porque,  aquí encontré a mi esposa, Llevamos casados quince años y tenemos dos niños. La verdad es que yo no elegí venir a Honduras, fue Dios el que me mandó para acá. Los padres vicentinos con los que trabajo, sólo tienen misión en Honduras así que no me planteo otra cosa de todas formas, mis hijos van creciendo y nos vamos planteando la posibilidad de regresar a España en un futuro para que avancen en sus estudios.

BA: ¿Cuál ha sido su  trabajo en Honduras?

PA: La Misión de los padres vicentinos en Honduras ha tenido siempre una gran parte social unida a la evangelización y se cuenta en las parroquias con un colegio para alumnos de 5 a 18 años, dos consultorios médicos, un Hogar de Ancianos, un Hogar de Niños de la Calle, un Centro técnico de Formación Profesional, un Programa de Ayudas al Estudio para que los jóvenes puedan terminar su secundaria y bachillerato. Me encargo de administrar los fondos que vienen desde España para financiar las Obras Sociales, colaboración con el párroco que es el último responsable.

BA: ¿Y en torno al trabajo pastoral?

PA: Formo parte del equipo de formación de animadores de Comunidades Eclesiales. Damos una formación mensual a los animadores por sectores parroquiales, explicando los temas que se imparten cada semana y algunos retiros y formaciones especiales. Hay cerca de 160 comunidades Eclesiales en la parroquia. También formo parte del Consejo Parroquial y vamos adaptando anualmente los objetivos del Plan Diocesano de Pastoral a la parroquia.

Mirtza Rivera
Diócesis de SPS – Radio Luz

 

1 comentario

  1. Juan García Olivas

    Siento una gran admiración por estas personas que se ocupan de solventar las necesidades de los demás. Así como por la labor de la gran familia vicenciana.

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos