Menú

Paseo de Vicente y Luisa en el cielo

Paseo de Vicente y Luisa en el cielo

—Buenas tardes, Luisa. Te vi pasear por el jardín en esta tarde de otoño suave y me he acercado para comunicarte una buena noticia. Estos jóvenes de hoy se atreven con todo: acabo de recibir un correo de los jóvenes vicencianos de España diciéndome que les gustaría dialogar con nosotros personalmente; que acaban de celebrar el 350 aniversario de nuestra partida para estas nuevas tierras y que no oyen demasiado de nosotros…

Algunos jóvenes de JMV, entusiastas ellos, me han pedido que les acompañemos al encuentro mundial de la juventud que se celebra este verano próximo, en Madríd… Me han vuelto loco de alegría con tantas insinuaciones y propuestas…

Otros jóvenes me dicen que están en Feyda y que les gustaría conocernos un poco más, que este año celebran su 35 cumpleaños… que quieren hacer una fundación solidaría… también que acogen a niños abandonados, como nosotros hacíamos en nuestros tiempos jóvenes por las calles de París…

Pues también a mí, Vicente, se han dirigido unas cuantas chicas, de estas de rompe y rasga, más o menos en los mismos términos. Las apariencias engañan, Vicente. Esta juventud de hoy, tan distinta, en apariencia de la nuestra, tiene también su corazoncito, son sensibles a la injusticia, al abandono de los niños, a la soledad de los ancianos… Y hasta rezan juntos alguna vez, no tanto como nosotros hacíamos, desde luego… Pero los tiempos han cambiado mucho desde lo nuestro…; lo importante es que vivan lo nuestro, pero, a su manera y en su tiempo…Lo difícil va a ser entrar en materia con ellos: tiene tantos temas, como dardos, que ellos mismos nos saben por donde empezar.

Bueno, Vicente, ya sabes que hay temas de permanente actualidad con los jóvenes de siempre: la sinceridad, la libertad, el dialogo, la autoestima…Creo que los han tratado últimamente en sus reuniones, aunque dicen que no se han aclarado del todo. Luego hay otros temas de los que casi nunca se habla abiertamente, pero que están ahí latentes, como una carencia angustiosa y anquilosante. ¿Te acuerdas lo mucho que me costó a mi misma vivir la alegría de espíritu en el servicio de los pobres? ¿Cuántas veces tuviste que repetirme tus sabios consejos? Y yo erre que erre. Pues ahí lo tienes, la alegría es un tema recurrente para todos, pero sobre todo para los jóvenes de hoy, algunos tan despistados buscan llenar su corazón con bagatelas…

—No me parece mal, Luisa. Tú sigues tan intuitiva como en tus mejores tiempos… Podemos comenzar a dialogar con estos jóvenes inquietos españoles sobre la alegría. Después hasta pueden sugerirnos ellos algún otro tema más acuciante y urgente. Piensa pues con tu intuición femenina lo que podemos decir a estos jóvenes sobre la alegría. El próximo encuentro en el jardín lo ponemos en común y lo compartimos con nuestros amigos vicencianos españoles, jóvenes y no tan jóvenes…

Buenas tardes, Luisa.

Buenas tardes, Vicente.

5 Comentarios

  1. Andrea

    Interesante propuesta, padre Félix. Espero sus siguientes artículos.

    Responder
  2. Mitxel

    Con gran alegría “pincho” en este nuevo BLOG de un no tan “nuevo” Félix. Quiero suponer (¡no sé qué dirían Vicente y Luisa!) que es la primera semilla de una gran cosecha. No puede quedar la luz bajo el celemín… ¡Ánimo y gracias, amigo Félix!…

    Responder
  3. Vicenta Cañada

    Muy interesante Padre Félix. Nos ha gustado mucho el artículo… está muy bien enfocado para los jóvenes de hoy en día. Estaré al tanto de las actualizaciones del blog!

    Responder
  4. Isabel Beltran

    Félix, muy bien, adelante….

    Ayúdanos a conocer mejor a San Vicente y Santa Luisa. Seguro que hoy en dia estarian al “pie del cañón” con muchos jóvenes de la Familia Vicenciana.

    Estoy muy contenta por este blog que hoy inicias. Seguro que nos hará mucho bien.

    Responder
  5. Josico

    Aquí un joven español vicenciano:
    Quiero entregarme a Cristo sirviéndolo en la persona de los pobres, y para eso necesito mucha ayuda, os pido queridos Vicente y Luisa que desde el cielo me iluminais y guieis por mi camino.
    Gracias, y cuidar mucho a nuestra familia vicenciana y como no a la Congregación de la Misión.

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Comentarios recientes

Calendario

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos