Menú

Estamos de aniversario

Estamos de aniversario

Después del intenso coloquio sobre la alegría con Santi y Macu, Vicente y Luisa se tomaron un pequeño respiro: dejaron pasar unos días antes de volver a sus audiencias con nuestros jóvenes… Pero pronto se vieron sorprendidos, una vez más, con nuevos correos desde España. Y esta vez la llamada venía de una dirección casi desconocida.

Oye, Vicente –dijo Luisa, mientras se recogía un poco la falda para sentarse cómodamente en el banco más próximo–, ¿has visto alguna vez este nombre y esta dirección? Dicen que se llaman Feyda. No sé ni lo que significa eso.. El caso es que envían conexiones y contactos desde el País Vasco, Aragón, Madrid, Valencia, Alicante, las dos Castillas y hasta con Bolivia y Etiopia… Mencionan también Irlanda, Estados Unidos, Honduras…

Sí, mujer. Son pocos, pero muy activos… Es un grupo de jóvenes y adultos que surgieron a mediados de los años 70 en el norte de España, con algunas dificultades a veces… ya sabes, las típicas de los que comienzan una nueva andadura. Nosotros también tuvimos las nuestras, ¿no? Se nos veía como algo insólito, exótico, extraño para las familias eclesiales de entonces… Y, sin embargo, salimos adelante, con ayuda de nuestro buen Dios… Yo espero que no se cansen y que sigan adelante con entusiasmo, pues tengo la impresión de que son buena gente, con sus fallos y limitaciones, claro…

¿Puedes aclararte un poco más? Sé muy poco de esta nueva rama de nuestra familia…  Bien es cierto que algunas Hijas de la Caridad de Bolivia dicen que les han ayudado bastante… Pero, espera, ahora veo en mis archivos recientes que una tal institución Feyda se dedica a ayudar a tramitar las adopciones de niños huérfanos o abandonados de orfanatos de Bolivia y de Etiopia, a familias españolas… ¡Cuánto me recuerda a lo que hacíamos nosotros con los niños abandonados de París y de Francia! ¿Será esta Feyda de Bolivia y Etiopia la misma que la de España?

¡Claro, mujer!…: ya han encontrado más de 300 familias españolas para estos pobres niños, y siguen adelante. ¡Te contaré! Ya verás como, a ti que siempre estuviste tan delicada y entregada al servicio de los niños, te gusta esta Asociación… Voy a resumirte brevemente lo que sé de este grupo vicenciano,.

Todo empezó hace muchos años, en el norte… Las Hermanas tenían entonces unas acampadas de verano con las niñas de sus coles, que se llamaban 4R (Renovarse, reconciliarse y todo eso). Alguien se dio cuenta de que eso de pasarlo bomba las niñas en verano estaba muy bien, pero que tenían que ponerse las pilas en los idiomas modernos, para no fracasar al ir al Instituto… Dicho y hecho: allá tienes a nuestras niñas del colegio de Begoña de Bilbao sumergidas en el primer curso de inglés de Polanco (Santander). Era el verano del 76… Y de ahí, la eclosión de los cursos de verano Feyda. ¡Hasta 50.000 niños y jóvenes de toda España han pasado ya por estos cursos en estos 35 años!…

¿Y son los mismos que realizan las adopciones? Parece que no tiene mucho que ver una cosa con otra…

Lo entenderás muy pronto, porque sigues siendo muy intuitiva. Comenzaron con lo del inglés, que es importante en sí mismo, porque la comunicación adecuada en este idioma es imprescindible, de cara al futuro de estos niños y jóvenes… Pero, los jóvenes y adultos de Feyda  no se quedaron sólo en eso, en los internados de cursos de inglés, e hcieron que fuesen una plataforma de educación en la fe y en valores, a partir del espíritu que nosotros mismos imprimimos, desde el principio, a todas nuestras obras…

Voy entendiendo un poco más, pero la cosa sigue distante de lo nuestro, ¿no? Quiero decir… campamentos de verano hacen muchas otras organizaciones de nuestra Iglesia… ¿Dónde está el carisma vicencianao en todo esto? ¿Los campamentos son gratis y para los pobres?…

Entonces, Luisa, la cosa sería el no va más… Pero mira, la cosa ha cambiado bastante desde nuestro tiempo. En nuestros años ya lejanos, la Providencia nos puso en contacto con personas influyentes y muy, pero que muy pudientes… Además admiraban nuestra obra… Ellos hicieron posible, económicamente, nuestra obra de Dios. Además estaban aquellas señoras piadosas, algunas de la nobleza, y, sobre todo, aquellas aldeanas fornidas que se nos unieron hicieron posible el milagro de la Providencia: nunca nos faltaron manos generosas ni recursos suficientes… Bueno, en lo de los niños expósitos estuvimos a punto de tirar la toalla… Ahora, todo eso son bienes escasos, y los que quieren hacer algo distinto por los más necesitados tienen que ingeniárselas con los ahorros de un trabajo bien hecho y bien planificado…

Los amigos de Feyda intentan realizar esto con los campamentos; juntan precios moderados de estos cursos con descuentos y becas que reparten entre pobres que no puede asumir dichos costes, y que también tienen derecho a una educación y a pasarlo bien en verano…

No obstante, Vicente, en esto de Feyda, por lo que voy viendo y tú me vas explicando, falta algo muy importante: ¿dónde está el servicio directo a los más pobres, la educación en la fe, la evangelización o la pastoral como se dice ahora? Aún faltan aspectos relevantes desde el punto de vista de la “misión” o evangelización, Vicente..

Paso a paso, Luisa… Te explico:

Lo que comenzó en un pequeño grupo que hacía campamentos de verano con las niñas de Begoña, fue creciendo en entusiasmo y ganas de servir a los pobres desde nuestro especial carisma en la Iglesia. ¡Los campamentos, al fin y al cabo, sólo son una actividad más de Feyda! Los amigos de Feyda, (que, por cierto, significa Fe y Vida) siempre han estado preocupados por la evangelización de los pobres que ha sido y sigue siendo lo nuestro. Has de saber que, antes de llamarse Feyda, se llamaron “Comunidad del Olivar”, un grupo de jóvenes inquietos, en búsqueda de su propia identidad cristiana, y abiertos a colaborar con los nuestros en la evangelización rural: veranos enteros dedicaron a estas tareas en Aceña de la Borrega (Cáceres), en Torme (Burgos), Villavicencio (Valladolid),en la sierra de Albacete, en Mogente (Valencia), etc… Con el tiempo, también hubo voluntarios de Feyda que fueron a trabajar a Honduras, Bolivia, etc… ¡Algunos durante años! Sin perder el contacto con este pasado, hoy hay todavía miembros de esta Asociación que colaboran en las misiones populares, en la pastoral parroquial, en las Caritas diocesanas, en colegios concertados… Y tampoco te olvides, Luisa, lo de la adopción en Bolivia y Etiopía, a través de Feyda, que es, sin duda, una gran adaptación a estos tiempos de lo que nosotros hacíamos con los niños abandonados…

¡Eso ya me va gustando más! Parecen un grupo muy activo…

Pues sí, Luisa, tienes mucha razón. Y aún hay otro aspecto que te destacaría: preocupados como están de la evangelización de los jóvenes, surgieron en la Asociación muchas más iniciativas: una Escuela de Tiempo Libre para la formación de jóvenes adultos, desde la fe… también promovieron libros y música cristiana contemporánea para jóvenes… (aunque parece que estos dos aspectos están un poco parados hoy en día). Y otro campo en el que comenzaron hace 7 u 8 años fue la educación de los niños en un Colegio Católico en Alicante (llamado “Santísimo Sacramento”), que ellos dirigen; tomaron las riendas del mismo de mano de una institución religiosa que, por falta de vocaciones, no podían seguir con el Colegio. Además, son muy conscientes de la importancia de los medios de comunicación modernos y tienen una significativa presencia en Internet y en Redes Sociales. De hecho, bajo el paraguas de su web, www.feyda.net , podrás acceder a información de las obras que realizan. Y eso sin contar su participación activa en otras webs de mayor envergadura todavía. Sin duda que Feyda ha entendido bien la importancia de las redes de comunicación para la acción social y cultural, en definitiva, para la misma tarea de la evangelización…

¿Y cómo cultivan ellos mismos su propia formación espiritual, su proceso de maduración en la fe y en el servicio eclesial?

Un tema muy importante el que indicas, Luisa. Desde el principio de su andadura hacen, a lo largo de todo el año, encuentros de formación, convivencias y celebraciones. Hace unos días terminaron unos materiales para la Semana Santa, que ofrecen a todo el mundo desde sus webs. También se esmeran mucho en la preparación de los materiales de pastoral para los cursillos de verano y tienen reflexiones pastorales desde sus blogs. No olvidemos tampoco la formación que reciben las parejas que van a adoptar: ¡eso lo toman muy en serio!

Pero ellos mismos sienten la necesidad de mejorar su proceso de maduración en la fe para ellos mismos, responsables de toda esta diversa obra que lleva a cabo la institución en estos momentos; también y, sobre todo, para esos jóvenes que acuden a sus actividades cada verano, como monitores que hacen las delicias de esos cientos de niños de sus colonias veraniegas…

Después de oírte todo esto, se me han despejado muchas dudas y desconocimientos. Ahora entiendo mucho mejor que esta Institución está trabajando en nuestra linea… Me parece, Vicente, que va a merecer la pena aceptar esa invitación que nos han cursado de asistir a su celebración del 35 aniversario de la fundación de Feyda, que se hará en Salamanca esta Semana Santa. Han quedado en que nos informarán con todo detalle de la programación…

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Luisa. Seguro que pronto tendremos noticias de este encuentro. La celebración del 35 aniversario de Feyda está abierta a cualquier miembro de nuestra Familia Vicenciana que quiera participar, y seguro que será un gozoso acontecimiento. Un gran momento para reforzar lazos familiares, buscar caminos nuevos de evangelización, desde la complementaridad, animar y relanzar a estos animosos miembros de Feyda en la búsqueda de su propia identidad dentro de nuestra Familia…

Buenas tardes, Luisa.

Buenas tardes, Vicente

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Comentarios recientes

Calendario

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos