Menú

El cruento mercadeo de los votos

El cruento mercadeo de los votos

mercadoe_votosVicente y Luisa se encuentran por casualidad en la calle “Paseo otoñal” de las moradas celestes. Se sorprenden y se sonríen de tan oportuna casualidad. Se miran a la cara, se abrazan con cariño y entablan un jugoso diálogo.

—¿Cómo estás? —pregunta Luisa, más decidida, como mujer de remango— Hace tiempo que no nos veíamos… Seguramente tus pobres no te han dejado tiempo para nada…

—Efectivamente, Luisa, ya me conoces… Pero tú tampoco has ido a la zaga. Algo apremiante te ha debido absorber para dejar de llamarme durante tanto tiempo, sabiendo que los dos nos necesitamos para animarnos y apoyarnos mutuamente en nuestros desvelos por los pobres…

Después de un buen rato de animado coloquio se percatan de que, sin saberlo, han recorrido los mismos caminos en tan prolongada ausencia, solo que a tiempos distintos y en direcciones contrapuestas… Desde que se encontraron la última vez para dialogar con nuestros jóvenes, allá por Semana Santa, han pasado más de siete meses. Durante todo este tiempo el corazón sensible de Vicente y Luisa les ha llevado a visitar las zonas “calientes” del planeta, donde los pobres viven situaciones extremas de miseria y destrucción: países árabes donde la vida no vale nada, países de África donde el hambre y la miseria flotan por doquier, países donde la peste del ébola ha sembrado el pánico y la desolación, zonas calientes de conflictos bélicos interminables… Han podido constatar, por sus propios ojos, en estos viajes, que sus hijos e hijas se mantienen con buen ánimo y confianza inquebrantable en la divina providencia; y los dos han vuelto dando gracias a Dios por esta gracia especial otorgada a la familia…

—¿Qué sabes de nuestras juventudes vicencianas de España? —cambia Vicente de tercio, para no prolongar demasiado el tema del que venían hablando…

—Precisamente —corta Luisa— tuve el otro día una llamada de nuestros jóvenes de Madrid pidiéndonos una entrevista urgente… Quieren saber de nosotros lo que deben hacer ante este acontecimiento de la manifestación que se está preparando para el 22 de Noviembre en su capital… Si te parece podemos llamarles ya, porque nuestra opinión les urge…

—Pues manos a la obra, Luisa, llamémosles ya —corta decidido Vicente…

Y Luisa, sin tardar, prepara su whatsapp y escribe: «Hola, Martín y Rosa, aquí estamos Vicente y yo para chatear con vosotros. ¿Listos?»

—Hace tiempo que estábamos esperando vuestro toque —escribe Rosa—… Queremos saber muchas cosas de vosotros… Pero, primero os exponemos lo que hemos dialogado entre nosotros…

—Algunos de nosotros —escribe Martín— opinan que la decisión del gobierno de dar marcha atrás en la proposición de la nueva ley del aborto es una aberración intolerable…

—Además —continúa Rosa—, un sarcasmo, una mentira, un engaño vil a los votantes de este partido, que queda desacreditado y rompe en mil pedazos la confianza que los votantes habían puesto en él, respecto a este tema tan sensible y delicado…

—Cierto que algunos —matiza Martín— opinan que es un mal menor, que si el gobierno sigue adelante con la reforma de la ley del aborto, perdería muchos votos… Que entonces, cualquier partido o cualquier coalición de partidos, favorables al aborto libre y gratuito, producirían un mal mayor…

—Pero esa es la falacia con la que juegan nuestros políticos —escribe Rosa—, primero con el engaño del mal menor (y no hay mal menor cuando se trata de la alternativa de la muerte de miles de vidas inocentes…). Después, piensan que nosotros, para evitar ese mal mayor, vamos a seguir votándoles, porque no tenemos alternativa mejor. No tenemos salida, porque no tenemos opción mejor, piensan nuestros políticos, con mucha presunción y aire de listos…

—Lo más “progre” para nuestros políticos de turno —sentencia Martín— es mantener el poder a toda costa, caiga quien caiga. Sin duda, el maquiavelismo emergente de nuestros políticos adquiere su máximo esplendor: para nada sirven los principios ni los valores de la persona, lo importante es no perder votos para mantenerse en el poder…

—Calculan mal en varias direcciones —continúa Rosa—. Primero, la estimación de votos posibles es muy inestable y arriesgada. De hecho, las encuestas se han equivocado con frecuencia. ¿Perderían o ganarían votos manteniendo sus promesas? Eso es lo que todavía queda por demostrar… Y nosotros podemos darles la respuesta exacta. Después, las encuestas son manipulables, dependen de la información sobre la que se sustentan. En una sociedad en continuo avance de la ciencia, mantener el principio de que la mujer gestante, el médico o cualquier persona ajena tiene derecho a decidir sobre la vida concebida es un principio que hoy no se sostiene. La vida comienza desde el primer momento de la concepción y hay que defenderla y protegerla por todos los medios a nuestro alcance…

—Lo que dice Rosa —prosigue Martín nervioso—, es una verdad científicamente probada, a estas alturas; cada día que vamos avanzando en la investigación científica se hace más evidente. Hoy la ciencia mantiene que, a las tres semanas de la concepción, aproximadamente, el cuadro genético tiene predeterminado todo lo que va a ser esa vida recién concebida… Y a medida que avanza la investigación se van reduciendo los días que se necesitan para tener esa certeza… Mantener como “progre” el “derecho” de la gestante a interrumpir ese proceso de vida es una aberración sin paliativos y una mentira que no tiene calificativos. Llegará el tiempo en que el contemplar impávidos esta cultura del derecho abortar, con más de un millón cien mil abortos anuales en Europa, nos causará más horror que los mayores genocidios conocidos a lo largo de toda la historia de la humanidad… Tiempo al tiempo, aunque nosotros no lo veamos…

—El derecho a la vida del recién concebido no es cuestión de ideologías, ni de filosofías, ni de circunstancias estratégicas, ni de partidos, ni de credos religiosos, ni de tiempos, ni de culturas… Es cuestión de principios elementales y universales, tan elementales como el derecho universal a vivir y proteger la Vida. Por eso es muy acertado el lema de la manifestación de mañana, 22 de Noviembre, en Madrid: “Toda vida importa” —es la conclusión de Martín.

—Todo este juego sucio de búsqueda de votos, aunque sea a costa de vidas concebidas —continúa Rosa—, lo llamamos sin rodeos en nuestra reunión de JMV de Madrid, “Cruento mercadeo de los votos”. Y todos los asistentes a la reunión aplaudieron la feliz expresión…

—Todavía propusimos algo importante para salir al paso de esta trampa en que nos quieren meter nuestros políticos —Martín añade— al afirmar, por lo bajo, que no tenemos alternativa, que tenemos que votarles a ellos por narices, porque cualquier otra opción es peor que la suya. De ninguna manera podemos apoyar una opción que nos parece mala, horrorosa, como es el aborto libre y gratuito, incluso con apoyo económico del gobierno, en algunos casos, tal como está en las presentes circunstancias. Los riesgos que pudiéramos correr después son hipotéticos, y nos exigirán, cuando lleguen, otras posturas valientes… En consecuencia propusimos votar en blanco, pero escribiendo en la papeleta de nuestro puño y letra, y con mayúsculas: VOTO POR LA VIDA, NO POR NINGÚN PARTIDO QUE NO DEFIENDA ESTE DERECHO FUNDAMENTAL.

—Concluimos nuestra reflexión de grupo —completa Rosa—, añadiendo la siguiente sugerencia: Sería bueno ir pensando en proponer al próximo Gobierno la posibilidad de cambiar la ley de las votaciones, en el sentido de que las votaciones se hagan en dos tandas, como se hace en algunos países desarrollados de nuestro entorno. Así tendríamos la posibilidad de corregir los errores de la primera votación en la segunda tanda. Y a todos nos pareció una propuesta a tener en cuenta y digna de estudio y de reflexión serena…

Vicente y Luisa se miran con expresión de clara admiración por la perspicacia y juiciosa reflexión de sus interlocutores. Dialogan unos momentos entre ellos, escriben las ideas que les ha llamado más la atención y remiten, de común acuerdo, estas consideraciones:

—Nos parecen muy acertadas vuestras reflexiones, y muy serena la manera de exponerlas. Os felicitamos de corazón y os animamos a seguir adelante con vuestro compromiso valiente por la justicia y por el derecho a vivir del no nacido.

El papa Francisco ha afirmado recientemente esto mismo que vosotros habéis defendido. Ha dicho textualmente, según podéís comprobar por las redes de comunicación: ”No es lícito acabar con una vida humana para resolver un problema”. “El aborto es un problema científico”.

Sabéis bien lo mucho que Luisa y yo sufrimos en nuestro tiempo por salvar la vida de tantos niños inocentes abandonados a su suerte en las calles de París. Hasta la incomprensión de algunos de los nuestros tuvimos que soportar porque no acababan de comprender que aquellos hijos de pecado, como les llamaban ellos y ellas, eran también hijos de Dios. Tampoco llegaban nuestros recursos a cubrir tantas necesidades… Pero Dios, cuando se trabaja por su causa, siempre provee de lo necesario.

Sed valientes, no estáis solos. En el ambiente en que vivís en estos momentos: la cultura de la muerte, de lo fácil, de la tendencia a deshacerse de lo que socialmente estorba, del derecho individual a decidir por propia conveniencia, prescindiendo del derecho objetivo de la persona; de la “libertad absoluta y egoísta, os sentiréis solos y extraños… Incluso os tendrán por bichos raros y os señalarán con el dedo… Pero esto siempre ha sido así a lo largo de la historia, hasta llegar al martirio de tantos hermanos nuestros que han dado su vida por defender su fe y su libertad de conciencia. Hoy esos mártires son admirados y venerados: de alguna manera constituyen un patrimonio de la humanidad…

Tampoco todos los políticos y gente de la alta sociedad son corruptos ni claudicantes de sus ideas, ni de sus convicciones profundas. Los hay que han renunciado a su partido y a sus sueldos, por mantenerse firmes ante lo que creen un atropello

Sin duda que conocéis también otros jóvenes de todas las edades, que no pertenecen a vuestros grupos, desde los 18-20 años en adelante, pero que comparten vuestra inquietud y vuestros ideales. Tratad de trabajar juntos, dedicad tiempo y energías con ellos en preparar y colaborar en la buena organización de la manifestación de mañana en Madrid… Avisad y animad a los jóvenes de vuestro entorno, sean del credo que sean, a asistir a dicha manifestación, ya que la causa no es solo de credos ni de ideologías, sino de lesa humanidad y de negación de los derechos de los más indefensos: los no nacidos…

Estaremos con vosotros, os acompañaremos y, desde primera hora de la mañana, haremos una oración especial…, por el buen resultado del acontecimiento…

—Buenas tardes, Martín y Rosa.

—Buenas tardes, Vicente y Luisa.

3 Comentarios

  1. Aurora

    Hoy festividad de Cristo rey aprovecho para hacer un comentario sobre este articulo
    Los políticos de hoy y la política que practican es fiel reflejo de la sociedad de la que todos formamos parte, los políticos no nacen y crecen por generación espontánea, no son seres de otros planetas.
    Los individuos que formamos la sociedad hemos perdido muchos valores que dignifican al hombre, estos valores los reconocemos, y se nos llena la boca hablando de ellos, pero lo cierto y “sálvese quien pueda”, los hemos cambiado por “platos de lentejas”, los políticos toman las decisiones valorando lo que más votos da. Hemos construido una sociedad de interés, lo que interesa a mi familia, lo que interesa a mi comunidad, lo que interesa a mi persona, y le damos una patada en el culo, a la verdad, a lo que es justo, a la paz, a la vida, a la conciencia y a todo lo que hoy en el evangelio nos habla del reino de Dios. Todo se sacrifica por el egoísmo puro y duro de nuestros propios intereses.
    Las elecciones se acercan, y soy consciente que lo único que necesitan los partidos de mi es mi voto, para ello confeccionaran unos programas, que después de tener mi voto y gane el que gane, se pasaran por el arco del triunfo, de ello ya tenemos experiencia. (victimas del terrorismo, Ley sobre el aborto etc)
    Solo me queda preguntarme, ¿Qué haría Jesús ante esta situación? ¿Qué me pide que haga yo para que se instaure su reino entre nosotros? ¿Votar al mal menor aunque se me revuelva las tripas? ¿Votar en blanco con esta frase VOTO POR LA VIDA, NO POR NINGÚN PARTIDO QUE NO DEFIENDA ESTE DERECHO FUNDAMENTAL? ¿No votar? ¿Echarlo a suerte?
    Los cristianos también somos parte de esta sociedad aborregada, conformista y egoísta hoy por hoy son muy pocos los valientes que son capaces de dar la cara ante las injusticias, entre otras cosas porque sabemos que el precio a pagar por ello es muy caro, y nos conformamos, con tan poco… con no mancharnos las manos, con ser equidistantes ante los problemas, con no complicarnos la vida, con el cumplimiento del precepto y decir Señor, Señor…
    Mas El como dice en el evangelio de hoy nos dirá:
    “Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme.” Entonces los justos le contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?” Y el rey les dirá: “Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis. O bien ” Y entonces dirá a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis.” Entonces también éstos contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?” Y él replicará: “Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo.”
    Esta es la sociedad que El quiere la del AMOR, JUSTICIA Y VERDAD ¿estoy dispuesta a vivirla como individuo?
    ¿Hay algún partido político que la ofrezca?

    Responder
    • Félix Villlafranca

      Aunque tarde, agradezco a Aurora el estupendo comentario que ha hecho del tema en cuestión. Ha acertado plenamente al decir que el problema del que se trata es mucho mas amplio y duro que el de los políticos de turno. Los políticos son marionetas en la cuerda de los votos. Somos todos y cada uno de los votantes los que hemos posibilitado la corrupción y la pérdida galopante de valores ancestrales…Criticamos a los demás, pero cuando llega la oportunidad nos comportamos como los que hoy criticamos. A los hechos me remito. La situación lamentable a la que nos enfrentamos se critica desde la coherencia personal, viviendo de verdad, a nivel personal aquello que decimos que creemos. Estamos ante una llamada apremiante al cambio persona de actitudes. Cambiar de políticos o de partidos en el poder no significa necesariamente una mejora general sino un cambio de manos…. Es la persona, y sus actitudes interiores, los medios de comunicación, los verdaderos poderes fácticos los que tienen que cambiar……

      Responder
  2. Felix villafranca calvillo

    Me parece genial el comentario de Aurora. La situación que estamos viviendo es el resultado de nuestras incoherencias y mentiras: acusamos a los demás, mientras hacemos en nuestra vida privada lo que criticamos a los demás… Guardemos bien nuestra propia ropa, antes de acusar a los demás… Quitémonos las caretas y los disfraces que usamos según las circunstancias, y vivamos, de verdad, eso que decimos que creemos: la bondad, la justicia, el buen reparto de los bienes, la sensibilidad hacia los que sufren sean del partido o del credo que sean. ¿Creéis de verdad que, si los critican o criticamos hoy a los de arriba, subieran al poder mejorarían la situación? A los hechos me remito. Vivir para ver…
    Has acertado de plano en tu comentario, Aurora, Gracias y no nos callemos nunca de gritar contra la injusticia, sin olvidar nunca que OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre mí

Soy Félix Villafranca, un misionero de la Congregación de la Misión que actualmente reside en Albacete (España).

Bienvenido a mi blog... aquí encontrarás mis reflexiones y experiencias durante más de 50 años como feliz sacerdote.

Comentarios recientes

Calendario

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos